Obediencia, reflexión en tiempos de adviento

Esta galería contiene 1 foto

Hace unos días escuche una charla de un hermano en Radio María que me dejó pensando mucho en la obediencia. Estando en tiempos de adviento (espera y preparación para recibir como personas nuevas a nuestro amado niño Jesús) creo que … Sigue leyendo

Galería | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

El Adviento, preparación para la Navidad

Por: Tere Vallés | Fuente: Catholic.net

adviento4

Significado del Adviento

La palabra latina “adventus” significa “venida”. En el lenguaje cristiano se refiere a la venida de Jesucristo. La liturgia de la Iglesia da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que preceden a la Navidad, como una oportunidad para prepararnos en la esperanza y en el arrepentimiento para la llegada del Señor.

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa penitencia.

El tiempo de Adviento es un período privilegiado para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.

Esta es su triple finalidad:

- Recordar el pasado: Celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús en Belén. El Señor ya vino y nació en Belén. Esta fue su venida en la carne, lleno de humildad y pobreza. Vino como uno de nosotros, hombre entre los hombres. Esta fue su primera venida.

- Vivir el presente: Se trata de vivir en el presente de nuestra vida diaria la “presencia de Jesucristo” en nosotros y, por nosotros, en el mundo. Vivir siempre vigilantes, caminando por los caminos del Señor, en la justicia y en el amor.

- Preparar el futuro: Se trata de prepararnos para la Parusía o segunda venida de Jesucristo en la “majestad de su gloria”. Entonces vendrá como Señor y como Juez de todas las naciones, y premiará con el Cielo a los que han creido en Él; vivido como hijos fieles del Padre y hermanos buenos de los demás. Esperamos su venida gloriosa que nos traerá la salvación y la vida eterna sin sufrimientos.

En el Evangelio, varias veces nos habla Jesucristo de la Parusía y nos dice que nadie sabe el día ni la hora en la que sucederá. Por esta razón, la Iglesia nos invita en el Adviento a prepararnos para este momento a través de la revisión y la proyección:

Aprovechando este tiempo para pensar en qué tan buenos hemos sido hasta ahora y lo que vamos a hacer para ser mejores que antes. Es importante saber hacer un alto en la vida para reflexionar acerca de nuestra vida espiritual y nuestra relación con Dios y con el prójimo. Todos los días podemos y debemos ser mejores.

En Adviento debemos hacer un plan para que no sólo seamos buenos en Adviento sino siempre. Analizar qué es lo que más trabajo nos cuesta y hacer propósitos para evitar caer de nuevo en lo mismo.
Algunas ideas para vivir el Adviento
La Corona de Adviento

Algo que no debes olvidar

El adviento comprende las cuatro semanas antes de la Navidad.
El adviento es tiempo de preparación, esperanza y arrepentimiento de nuestros pecados para la llegada del Señor.
En el adviento nos preparamos para la navidad y la segunda venida de Cristo al mundo, cuando volverá como Rey de todo el Universo.
Es un tiempo en el que podemos revisar cómo ha sido nuestra vida espiritual, nuestra vida en relación con Dios y convertirnos de nuevo.
Es un tiempo en el que podemos hacer un plan de vida para mejorar como personas.

Cuida tu fe
Esta es una época del año en la que vamos a estar “bombardeados” por la publicidad para comprar todo tipo de cosas, vamos a estar invitados a muchas fiestas. Todo esto puede llegar a hacer que nos olvidemos del verdadero sentido del Adviento. Esforcémonos por vivir este tiempo litúrgico con profundidad, con el sentido cristiano.
De esta forma viviremos la Navidad del Señor ocupados del Señor de la Navidad.

Publicado en Mensajes católicos, Navidad | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La Falsa Misericordia

Parece ser que es tan radical el cambio que estamos viendo en este siglo XXI , que hasta estamos tambaleando de una manera nunca vista en la Iglesia Católica.

Llevamos más de 2000 años predicando la palabra de Jesús nuestro Señor. Ha habido momentos oscuros en la Iglesia y se han superado; pero ahora vemos cosas inimaginables o que pensábamos que por “ser más evolucionados” estaríamos más susceptibles a reconocer el bien del mal, así como reconocemos que blanco es blanco y negro es negro.

Pero no, creo que vamos caminando NO hacia delante, si no para atrás.

Hemos llegado a reconocer e incluso se nos ha pasado por la mente a muchos que lo malo ya es relativo; relativo a lo que se vive en el momento.

Vemos que dentro de la Iglesia hay mucha división, porque queremos aceptar al pecador y al pecado a la misma vez. Jesús fue claro y su mensaje no ha variado, ni nunca variará.

 Pasarán el cielo y la tierra, pero mis palabras no pasarán. San Mt. 24:35

Entonces, debemos de ser fieles al Señor y ser lo suficientemente sabios para aceptar cuando estamos pecando y NO debe de ser bien visto ni aceptado, mucho menos esperar que lo acepten los demás (en especial nuestros Sacerdotes). Cometemos más pecado en querer comprometer al Sacerdote en que nos tengan una falsa misericordia con tal de comulgar.

La iglesia está abierta para el pecador, vengan TODOS a reposar y se les aliviará.

Pero, no vuelvas a pecar…deja el pecado afuera.

¿Qué le dijo a Jesús a María Magdalena? “ Tus pecados son perdonados, anda vete y NO vuelvas a pecar más” San Juan 8:11

Entonces ¿Por qué nos empecinamos en que se nos perdonen nuestros pecados, si no los dejamos?

¿Cómo se atreve una persona adultera, viviendo en segunda nupcias comulgar? Esta persona sigue viviendo en pecado mortal, ¿A quién quieren engañar? ¿A Dios?

Puede engañar al Sacerdote, puede engañar a la comunidad, pueden engañar a sus hijos y demás…pero NO a Dios.

Mejor, instrúyete, ve a la Iglesia y que te guíen que hacer si es posible anular tu primera nupcias, hay circunstancias que lo permiten, pero no es el simple hecho de divorciarte y buscar la nulidad.

Si un Sacerdote te dice que Dios es Misericordioso y que te perdona y vayas a comulgar debes saber que ese Sacerdote no te está guiando correctamente y si tu conoces las leyes de Dios como católico, no puedes fingir demencia.

¿Por qué saco este ejemplo de divorciados vueltos a casar? Porque lamentablemente en el Sínodo de la Familia en el Vaticano estamos viendo el ejemplo claro de la división dentro de la Iglesia. Hay Sacerdotes que dicen que si deben comulgar los divorciados vueltos a casar, porque debemos de ser “misericordiosos” . Este es un ejemplo de muchas cosas que quieren que se acepten, súmele el matrimonio homosexual y otros temas que presionan la sociedad actualmente.

¡Debemos de orar mucho por los sacerdotes!

Si aceptamos esto, es que estamos aceptando al pecado.

Lo dijo San Pablo: “Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor.” I Corintios 11,27.

La Sagrada Comunión es para los que estan en Gracia de Dios.
El resto podemos acercarnos a la Iglesia para conseguir el arrepentimiento sincero y Misericordia. Dios a nadie discrimina. Dios nos ama a todos los pecadores pero, RECHAZA el pecado. La Eucaristía es SOLO para los que NO ESTAN EN PECADO.

Alguno dirá: “pero no debemos juzgar”. Es cierto que no se puede juzgar la conciencia de otro. Pero si debemos saber claramente lo que significa ser católico y lo que se requiere para comulgar. El católico cree que Dios ha revelado la verdad en materia de doctrina y moral y que  esta es enseñada por la Iglesia sin error. Los pastores no son perfectos, pueden pecar, pero la doctrina es indefectible. Por lo tanto la conciencia del católico se forma a la luz del magisterio de la Iglesia. La Iglesia no obliga a creer ya que es un don de Dios. Pero la Iglesia si enseña que debemos ser consecuentes. Quien no cree en las enseñanzas de la Iglesia o quien está en pecado mortal, no debe comulgar.

Cuando parece que muchos pastores han olvidado el catecismo básico y se han dejado asimilar por la mentalidad del mundo causando estragos entre los fieles, S.S. Juan Pablo II una vez mas nos rescata con su magisterio. 

13 marzo, 2005 (ZENIT.org)

Juan Pablo II ha recordado que, según la doctrina de la Iglesia, nadie que sea consciente de estar en pecado mortal puede comulgar.

El Papa confirma la enseñanza tradicional del magisterio en un mensaje, publicado el 12 de Marzo por la Santa Sede, dirigido a los jóvenes sacerdotes que han participado en esta semana en un curso sobre el «fuero interno» –las cuestiones de conciencia–, organizado por el Tribunal de la Penitenciaría Apostólica, cuyo presidente es el penitenciario mayor, el cardenal estadounidense James Francis Stafford.

En este año dedicado a la Eucaristía (octubre 2004-octubre 2005), el Santo Padre ha querido dedicar su misiva, que está firmada el 8 de marzo en el Policlínico Agostino Gemelli, a la relación que existe entre este sacramento y el sacramento de la confesión.

«Vivimos en una sociedad que parece haber perdido con frecuencia el sentido de Dios y del pecado. Por tanto, se hace más urgente en este contexto la invitación de Cristo a la conversión, que presupone la confesión consciente de los propios pecados y la relativa petición de perdón y de salvación».

«El sacerdote, en el ejercicio de su ministerio, sabe que actúa “en la persona de Cristo y bajo la acción del Espíritu Santo”, y por este motivo tiene que alimentar en su interior sus sentimientos, aumentar en él mismo la caridad de Jesús, maestro y pastor, médico de almas y cuerpos, guía espiritual, juez justo y misericordioso».

«En la tradición de la Iglesia, la reconciliación sacramental siempre ha sido considerada en íntima relación con el banquete del sacrificio de la Eucaristía, memorial de nuestra redención»

«Ya en las primeras comunidades cristianas se experimentaba la necesidad de prepararse con una digna conducta de vida para celebrar la fracción del pan eucarístico, que es “comunión” con el cuerpo y la sangre del Señor y “comunión” (“koinonia”) con los creyentes que forman un solo cuerpo, pues se alimentan con el mismo cuerpo de Cristo».

«En el rito de la santa misa, muchos elementos subrayan esta exigencia de purificación y de conversión: desde el acto penitencial inicial hasta la oraciones para pedir perdón; desde el gesto de paz hasta las oraciones que los sacerdotes y los fieles recitan antes de la comunión»

«Sólo quien tiene sincera conciencia de no haber cometido un pecado mortal puede recibir el Cuerpo de Cristo», asegura el mensaje pontificio recordando la doctrina del Concilio de Trento. «Y esta sigue siendo la enseñanza de la Iglesia también hoy».

El Catecismo de la Iglesia Católica explica la diferencia entre el pecado venial y el pecado mortal de los números (1854 a 1864).

Mejor lo explica el Padre Santiago Martín en su homilia

Publicado en Mensajes católicos, Noticias | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Dos Seminaristas bailarines

Quiero compartir con ustedes un vídeo que está siendo viral en redes sociales.

Me encantó ver un duelo espectacular entre David Rider y John Gibson. El vídeo se tomo durante un evento para recaudar fondos en Estados Unidos. El acto termina en ovación. El vídeo es una sensación en YouTube. Aquí se lo dejo para que disfruten un rato de buen entretenimiento con estos talentosos curitas.

Vídeo | Publicado el de | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

¿Qué es un Sínodo? Conceptos básicos

Galería | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Busca a Jesús, quedate con Él y tu vida cambiará

Tengo 3 años escribiendo en el blog y revisándolo llevo varias semanas sin escribir. Por primera vez no he sabido de que escribir, ni que contarles, como tampoco me he sentido inspirada en compartir algo.

¿Qué me pasa? Veo lo que está pasando en el mundo y me siento como un espectador de una mala película de horror y terror.

Lo peor es que en algún momento sin darme cuenta ya estoy dentro de esta película. Siempre he creído que podemos lograr lo que nos proponemos, pero el negativismo y pesimismo está tomando auge mundial. ¡Qué fatal! ¿Lo ven?

Las noticias son desastrosas y puedo continuar así, pero creo que ya todos estamos al tanto de lo negro que se ha puesto la situación mundial: pobreza, dictadura, persecución Cristiana, violencia, guerras, desastres naturales, terrorismo, Etc. Etc. Etc.

¿Y entonces, que nos queda? ¿Llorar? ¿Quejarnos? ¿Deprimirnos? Esto solo es lo que sucede fuera de nuestras vidas, falta mencionar lo que nos está pasando dentro de nuestras familias: enfermedades, divorcios, hijos malagradecidos. Etc. Etc. Etc.

Bueno, ya me desahogue….y el mundo sigue igual.

¿Qué he hecho para mejorar mi vida? ¿Mi metro cuadrado?

¡No hay inspiración!

¿Qué necesito para volver a tener inspiración? ¿Sentido en la vida? ¿Ya les ha pasado?

Me costó, pero creo que lo encontré y ya comence a vivir de ésta manera. Comencemos al entender las siguientes palabras: Perseverancia, Fe, Oración y Paz

Perseverancia: constancia o firmeza. Con orden y organización es factible mantener la perseverancia, si queremos hacer ejercicio y adelgazar; pero para mantener una vida espiritual sana y superable sobre la adversidad debemos de tener FE, mucha oración y esto nos dará paz sobre los problemas; hay que ser constantes en la oración, en misa, en confesarnos, en ser generosos, amar por sobre todo y en todo momento con paciencia. El cuerpo necesita alimento para seguir adelante, lo mismo el alma, necesita su comida espiritual.

Fe: Creencia en algo sin necesidad de que haya sido confirmado por la experiencia o la razón, o demostrado por la ciencia. Saber de que puede pasar algo, saber de que va a suceder algo que queremos que pase, pero para lograrlo hay que estar seguros de corazón, de mente y vivir en testimonio que tu vida cambia, cambió o cambiará por que has creído. “Dichosos los que creen sin haber visto” San Juan 20:24-29

Oración: Súplica, ruego que se hace a una divinidad o a un santo. Orar, orar y orar siempre es lo que nos pide nuestra amada Mamita María. ¿Cómo podemos cambiar al mundo desde donde estamos? Orando. ¿Cómo puedes mejorar tu vida? Orando. ¿Cómo puedes superar una crisis económica, física o psicológica? Orando. La oración mueve, mueve todo lo que tiene vida, es tu comunicación y conexión directa con Dios. Él te escuchará siempre y con fe, Él responde.

Paz: Tranquilidad, calma, sosiego del espíritu. Éste es el punto culmine que necesitamos todos ahora, la paz por sobre todo. La vida sigue igual, la paz es la que necesitamos y seguiré insistiendo que solo con visitar al Santísimo Sacramento se consigue, es lo más importante. Si yo persevero en visitarlo, si creo que Él está vivo en la Santa Eucaristía, si oro con Él y platico con Él, puedo encontrar la paz que necesito para superar todo lo negativo de este mundo. Contrarrestar lo malo con lo bueno y hacerle buena cara al mal momento. Jesús es mi guía, es mi amigo, es mi paz.

Hoy escuche una canción que tenía como 30 años de no haberla escuchado…me dio en el corazón, tan real, tan cierto y la escuche saliendo de visitar al Santísimo. “Cristo te ama en espíritu y verdad, búscalo y veras que al fin la paz encontraras y TODO CAMBIARA”. ¿Lo crees?

Publicado en Mensajes positivos & Católicos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

¿POR QUÉ SOY CATÓLICO?

blancaita:

Me encantó éste artículo. Se los comparto.
Bendiciones,

Originalmente publicado en Católicos con Acción:

por que soy católico con acción

Desde ya quiero decir que expreso mi opinión como un laico comprometido con su Iglesia y el Reino que a diario busca vivir la experiencia de un Cristo vivo y actual, porque me considero un católico por decisión y convicción, no por tradición.

¿Por qué soy católico? Bueno la respuesta parece sencilla, más no lo es. Quiero empezar diciendo que el término católico significa universal, es una palabra que viene del griego Katholikos que significa “de acuerdo con el todo”, es decir universal; y se empezó a utilizar allá por el año 110 d. C. La universalidad de la Iglesia tiene que ver con el mandato que Cristo dejó a sus discípulos antes de partir en Mt 28, 19, 20: “Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo…

Ver original 861 palabras más

Publicado en Mensajes positivos & Católicos | 2 comentarios

Nuestros jóvenes son el futuro de nuestros países. ¿Qué les estamos enseñando?

Esta galería contiene 2 fotos

Reflexiona en la pregunta y contesta con tu corazón. ¿Les estas inculcando valores? ¿Moral? ¿Ética? ¿Compasión? ¿Justicia? ¿Temor de ofender a Dios? ¿Piedad? ¿Amor al prójimo? No es responsabilidad de las escuelas brindar y crear seres humanos de bien y … Sigue leyendo

Galería | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Adolescentes & TV

Esta galería contiene 4 fotos

La realidad es que los tiempos han cambiado exageradamente; vemos los cambios generacionales entre una década y la siguiente. Hace unos días mi hijo, (quién entra a la adolescencia en unos meses) me pidió ver un una serie para “adolescentes” … Sigue leyendo

Galería | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

El apostolado es algo natural

Esta galería contiene 5 fotos

A todos nos ha sucedido alguna vez que, al asistir a un espectáculo muy bueno o ir de viaje a un lugar hermoso —o al conocer y platicar con alguien famoso—, inmediatamente surgen en nosotros deseos de platicárselo a los … Sigue leyendo

Galería | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario