La vida interior que debemos pedir al Señor

Dice Santa Faustina: “Hoy pedí al Señor que se dignara instruirme sobre la vida interior, porque de por mí no alcanzo a comprender nada ni pensar en nada perfecto. Y el Señor me contestó:

“He sido tu Maestro, lo soy y lo seré. Procura que tu corazón se asemeje a Mi Corazón manso y humilde. No reclames nunca tus derechos. Soporta con gran calma y paciencia todo lo que te pase; no te defiendas cuando toda la vergüenza recaiga sobre ti injustamente; deja que triunfen los demás. No dejes de ser buena si adviertes que abusan de tu bondad; cuando sea necesario Yo Mismo intervendré en favor de ti. Agradece por la más pequeña gracia mía, porque esta gratitud Me obliga a concederte nuevas gracias…” Diario 1701

!Esto es verdad¡ el Señor nos recompensa de la mejor manera y a su tiempo todos nuestros sacrificios. A veces nos desesperamos y sentimos que el orgullo y soberbia es más fuerte que la humildad, pero Jesús nos dice de ser mansos, no “mensos”; aunque a veces por no caer en “mensos” nos pasamos de listos y resalta el orgullo.

Dios es justo y si buscamos recompensa inmediata en la tierra la tendrás, pero hasta allí llegarás. Si buscas entrar al reino de los cielos, y esperar ser intervenido por el Señor en su tiempo, lo recibirás y que mayor recompensa que esa.

Y cuando te digo que es verdad es porque ya lo viví. Yo le pedí al Señor que cambiara una situación en mi vida, y se lo pedí por dos, casi tres años, Él sabía lo que me causaba y la impaciencia con la que yo la solicitaba y siempre me respondía: “Confía en MI”.

¡Ah¡ que cuesta creer en ese “Confía en Mi” cuando estas desesperado, pero como siempre, las cosas las entendemos (su propósito) hasta que ya salimos de la situación y pasó el tiempo. Ahí comprendemos porque hay cosas que no deben de pasar cuando queremos.

Tres veces me dijo: “Confía en mi” y la última vez que me lo dijo me incluyo: “Saldrás victoriosa porque yo estaré a tu lado”. En nombre del Señor, así fue y así salí, aunque en el momento que pasaba lloraba desesperada pero luego entendí y volví a vivir su Misericordia, me deje llevar con fe y baje la cabeza y fue ahí que se manifestó y cambió para mejorar la situación que ya no deseaba. Claro, yo buscaba detrás del confía en mi, el ¿cómo lo va hacer?, ¿Cuándo?, ¡Necesito otra respuesta! Pero he ahí la paciencia, mansedumbre y obediencia, me apoye en ellas y logré ¡Confiar en Él! Esa es la vida interior que debemos de luchar por tener.

Hoy sé porque tardó casi tres años…antes NO era mi tiempo, hoy lo cuento porque es un testimonio de obediencia, hay que saber esperar en El Señor.

Bendiciones,

Anuncios

5 respuestas a La vida interior que debemos pedir al Señor

  1. Marilyn dijo:

    Wow!!! tu blog es realmente fantastico, en serio. Muchisimas gracias por escribir para nosotros. Me encanto encontrar tu blog. Ahora te pongo en mis sitios recomendados de mi blog. Verdaderamente cada vez que entro a tu pagina y leo lo que escribiste siento una paz en mi corazon,,, siento la verdadera presencia del Amor de Dios, tus palabras me hacen muy bien. Confiar en el Señor, verdad,,, es con paciencia….y se me viene a la mente esa frase biblica que decia que todo es para el bien de los que aman al Señor. (añun si no lo entendemos en ese momento)

  2. Amen. Dios te regalo el Don de la Sabiduria. Siguelo compartiendo.

  3. osvaldo dijo:

    Los tiempos del Señor no son nuestros tiempos, como seres humanos, pedimos y lo queremos YA…tiempo atras escuche un cuentito que decía…Que un hombre oraba de rodillas en el templo, siempre en el mismo lugar, que hasta había marcado el lugar con sus rodillas…siempre haciendole a Dios la misma petición…durante 20 años sin faltar un solo día, hasta que un angel de DIOS se le acercó y le dijo…”El Señor decidió “NO” darte lo que le pides”…este hombre salio del templo saltando, riendo y contandoles a todos lo que le había pasado…y uno de sus amigos le dijo, porque te alegras si no te dará lo que tanto tiempo le pediste???…y el le respondio “AHORA SE QUE EL SEÑOR ME ESCUCHA”.
    Quien dijo que lo que le pedimos con tanta insistencia a DIOS es lo que nos oconviene?
    Antes de abrir la boca el SEÑOR ya sabe lo que necesitamos.

  4. Blanca dijo:

    Un testimonio que me inspira, pues ayer pase por una situacion muy triste con mi esposo que a los 12 años de casados hemos logrado discutir muy de vez en cuando, ya no como antes, pero paso ayer otra vez y los pensamientos negativos a mil por hora, pero yo busco y no busco acercarme a Dios, siempre he tenido la intencion de un tiempo para aca, pero el Diablito me gana, y por que?, pero necesito a Dios, por que me transformo para mal, ando de mal humor, con mi pequeño de 11 años, es triste mi situacion, necesito a Dios, de El, que me transforme. Hoy encontre este blog, no encuentro la manera de acercarme a El, busco, encuentro, me retiro, es la verdad, es mi testimonio. 😦

  5. Deisy dijo:

    Tu nos ayudas acercanos a Dios. Gracias y mil bendiciones de mi parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s