La Coronilla de la Divina Misericordia

Coronilla

Se utiliza un Rosario de cinco decenas.

Comienza con un Padre Nuestro, Avemaría y Credo.

Luego con las cuentas del rosario normal se rezan  5 decenas. Cada decena en las cuentas grandes se comienza diciendo:

“Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu amado Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como propiciación por nuestros pecados y los pecados del mundo entero.”

Y en las cuentas pequeñas del rosario se responde:

“Por Su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero”. (diez veces)

Al terminar las cinco decenas se dice tres veces:

“Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al último, ésta Jaculatoria y la oración final:

Oh Sangre y Agua que brotaste del Santísimo Corazón de Jesús como fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío.

Oración Final (opcional): “Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia en sí Mismos. Amén” (Diario, 950).

Concluir con la Señal de la Cruz. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

Rezarla preferentemente a las 3:00 pm. “La hora de La Misericordia”, (aunque cualquier hora es buena para rezarla).

La Coronilla la dictó Jesús a Santa Faustina en Vilna (Lituania) entre el 13-14 de Septiembre del 1935, como súplica para aplacar la ira de Dios por los pecados del mundo.

“A través de ella obtendrás todo, si lo que pides esta de acuerdo con mi voluntad(…) Reza incesantemente esta coronilla que te he enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia, en la hora de la muerte los sacerdotes se la recomendarán a los pecadores como la última tabla de salvación. Hasta el pecador más empedernido, si reza esta Coronilla una sola vez, recibirá la gracia de Mi misericordia infinita. Deseo que el mundo entero conozca Mi misericordia; deseo conceder gracias inimaginables a las almas que confían en Mi misericordia” (Diario 731,687).

“ Defenderé como Mi propia Gloria a cada alma que rece esta Coronilla en la hora de la muerte, o cuando los demás la recen junto al agonizante, quienes obtendrán el mismo perdón. Cuando cerca de un agonizante es rezada, se aplaca la ira Divina, y la insondable misericordia envuelve al alma y se conmueven las entrañas de Mi misericordia por la dolorosa pasión de mi hijo” (811).

0_b09ee5d74a88776b5bb3e41271983f8cM2359

Jesús de la Misericordia

Las promesas de Jesús para quien rece el Rosario de la Divina Misericordia

“Reza incesantemente este rosario que te he enseñado. Quienquiera que lo rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte”.

“Por medio de este rosario obtendrás todo lo que me pides, si lo que me pides está de acuerdo con Mi voluntad”

“Cuando un pecador, por más grande que sea, rece este rosario con confianza y amor, llenaré su corazón de paz.”

“Quiero que Mis sacerdotes recomienden el rezo de este rosario como última esperanza de salvación, por los pecadores”

“Cuando se rece este rosario al lado de un moribundo, me pondré entre Mi Padre y el alma del agonizante como un Redentor Misericordioso.”

“Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen este rosario; las entrañas de Mi Misericordia se estremecen por quienes lo rezan”.

“Hija Mía, me son muy agradables las palabras de tu corazón y por el rezo del rosario de la Misericordia acercas a Mí a la humanidad entera”.

“Hija Mía, anima a las almas a rezar el rosario de la Misericordia que te he enseñado. A quienes lo recen les daré lo que me pidan. Cuando lo recen los pecadores empedernidos, colmaré sus almas de paz y la hora de su muerte será feliz… Proclama que ningún alma que ha invocado Mi Misericordia ha quedado defraudada ni ha sentido confusión. Me complazco particularmente en el alma que confía en Mi bondad”.

(De las revelaciones de Jesús a Santa Faustyna Kowalska).

 

Anuncios

Acerca de blancaita

No soy teóloga, no soy catequista, ni religiosa, solo soy una persona común y corriente que AMA a Dios y agradece todos los milagros que ha hecho en mi vida. Quiero compartirlos para ser testimonio en vida de su amor, protección y misericordia divina hacia sus hijos. Voy de la Mano de Jesús y su Santa Madre María quien es mi intercesora número uno. Soy Católica, Apostólica y Romana. Alabo a Dios y los invito a caminar junto a Él para que este mundo sea mejor y la cruz no sea tan pesada.
Galería | Esta entrada fue publicada en Devociones, Mensajes católicos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Coronilla de la Divina Misericordia

  1. silviaruiz33 dijo:

    Hola Blancaita. Recomiendo totalmente el rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia.
    Te invito también a visitar mi blog, dedicado a la difusión de la Divina Misericordia, ya que el último post que he escrito es precisamente sobre la Coronilla

    Me gusta

  2. Marilyn dijo:

    Hola Blancaita como has estado? sigues escribiendo en el blog? te animo a actualizarlo mas seguido para la gloria de Dios. yo tambien he vuelto a escribir y hasta cambiar el formato estetico de mi blog. visitar tu pagina me trae viejos recuerdos,,, tantos años atras q escribia mas seguido en mi blog, estaba mas conectada,, quizas si nos sostenemos mutuamente podremos mas! amen!! saludos hermana! Marilyn

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s