Obediencia, reflexión en tiempos de adviento

Screenshot_2014-11-20-20-16-53-1

Hace unos días escuche una charla de un hermano en Radio María que me dejó pensando mucho en la obediencia.

Estando en tiempos de adviento (espera y preparación para recibir como personas nuevas a nuestro amado niño Jesús) creo que es bueno comentar que pasa cuando no obedecemos siendo bautizados y es un tema para reflexionar en esta época.

La obediencia no es solo para niños o jóvenes. Creo que los adultos somos los que más desobedecemos los mandamientos de Dios y las reglas de convivencia en sociedad. Ejemplo sencillo: no obedecer las reglas de tránsito.

DEFINICIÓN DE OBEDIENCIA: El término obediencia (con origen en el latín oboedientĭa), está relacionado con el acto de obedecer (es decir, de respetar, acatar y cumplir la voluntad de la autoridad o de quien manda).

Y Dios le dio al hombre un mandamiento; le dijo: “Puedes comer todo lo que quieras de los árboles del jardín, pero no comerás del árbol de la Ciencia del bien y del mal. El día que comas de él, ten la seguridad de que morirás.” Génesis 2:16-17

A la mujer le gustó ese árbol que atraía la vista y que era tan excelente para alcanzar el conocimiento. Tomó de su fruto y se lo comió y le dio también a su marido que andaba con ella, quien también lo comió. Entonces se les abrieron los ojos y ambos se dieron cuenta de que estaban desnudos. Cosieron, pues, unas hojas de higuera, y se hicieron unos taparrabos.  Génesis 3:6-7

Estas dos citas Bíblicas describen como comienza la desobediencia humana.

Hay un “poder” que nos dio Dios al crear al hombre y la mujer y es: el libre albedrío.

¿Por qué digo que es un poder? Porque es lo único en lo que Dios no puede ni opinar, ni dirigir, ni mandar. ¿Qué poder verdad? Y nos lo dio a nosotros, por amor.

Si Dios nos regaló algo tan valioso como el libre albedrío ¿Por qué somos tan desagradecidos? Porque tenemos el poder de decidir. En ti está escoger el camino a tomar en tu vida. Tus decisiones (buenas o malas) son tuyas, de nadie más. No importa quién te “tente a seguir un camino” (como lo hizo la serpiente con Eva) al final la decisión es tuya…y eso fue lo que hizo Eva…y eso fue lo que hizo Adán.

Siempre habrá alguien en tu vida que te dirá como romper las reglas y que te dirá que no pasa nada. Siempre estará la tentación, pero al final solo tu sabes cuando obras bien o cuando obras mal. Siempre he dicho que todo acto tiene una consecuencia y esa consecuencia tiene un responsable.

Creo que es tiempo de reflexionar. ¿Cómo llevas tu vida?

Los mandamientos de Dios son claros, no son negociables, ni caducan. Todo pasará, la palabra de Dios NO pasará.

Entonces ¿Por qué desobedecemos?, ¿Por qué hasta la Iglesia Católica está dividida?, ¿Por qué hay sectas, cultos, otras religiones?, ¿Por qué hay Ateos?, ¿Por qué el maligno conquista almas?, ¿Por qué llevo la vida que llevo?, ¿Por qué me enfermo?, ¿Por qué odio y tengo rencor?, ¿Por qué? ¿Por qué?

¡Porque así, lo quiero yo!, ¡Porque así, lo decidí yo!

Por mis decisiones, por mi libertad de ser, por no querer obedecer. Porque tengo el poder de decidir y si no me gusta algo, busco otra opción. Las opciones las inventamos nosotros para excusarnos de poder dejar de obedecer y no sentir culpa.

¿Qué le estamos enseñando a nuestros jóvenes y niños? Comencemos siendo consientes en que momentos damos el mal y el buen ejemplo.

Es momento de hacer un alto en nuestras vidas, reflexionar y con todo el corazón pedir al Espíritu Santo que despierte en nosotros nuevamente. Él no trabaja, si tú, no se lo pides.

La obediencia que nos pide Dios, es nuestra salvación, sin importar que te dice el mundo ahora. La obediencia a Dios es lo que determinará como seguimos nuestras vidas.

Dios nos dio sus reglas, nos lo dejó claro, nos dijo que hacer y que no hacer. No es como que tenemos que averiguar como vivir para ser salvos de todo mal. El “manual de vida” está al alcance de todos. Solo depende de ti; si lo quieres usar y seguirlo.

Tiempo de esperar, tiempo de adviento, buen momento para iniciar una “nueva” vida con Cristo en tu corazón, nacer con Él y por eso te dejo meditando estas preguntas:

¿Cuándo desobedezco?

¿Por qué desobedezco?

¿Cuándo obedezco?

¿Por qué obedezco?

Anuncios

Acerca de blancaita

No soy teóloga, no soy catequista, ni religiosa, solo soy una persona común y corriente que AMA a Dios y agradece todos los milagros que ha hecho en mi vida. Quiero compartirlos para ser testimonio en vida de su amor, protección y misericordia divina hacia sus hijos. Voy de la Mano de Jesús y su Santa Madre María quien es mi intercesora número uno. Soy Católica, Apostólica y Romana. Alabo a Dios y los invito a caminar junto a Él para que este mundo sea mejor y la cruz no sea tan pesada.
Galería | Esta entrada fue publicada en Mensajes positivos & Católicos, Navidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Obediencia, reflexión en tiempos de adviento

  1. redbetta dijo:

    Hermosa reflexión y muy clara sobretodo. El otro día estaba leyendo la pérdida del niño Jesús y su hallazgo en el templo, y la frase de María “Hijo mío, ¿porqué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos estado buscando muy angustiados…” me puso a pensar. Obviamente Jesús no pecó, pero dicho a cada uno de nosotros, me imaginé a María diciendonos esa frase cuando nos hemos alejado de Dios, ella y Jesús se angustian porque nos buscan y no nos dejamos encontrar. Dios quiere que obedezcamos porque es un padre que nos lo dice por nuestro bien, igual que nuestros padres en la Tierra nos dicen que no hagamos esto o aquello para que no nos pase nada malo. Imaginen a María diciendo “Hijo mío, ¿porqué nos has hecho esto?”; imagino también la angustia que siente cuando pecamos y nos perdemos, después de todo ella es nuestra madre.

  2. C. dijo:

    Blancaita, usted me ha borrado un comentario sin darle respuesta ni siquiera de modo privado. No entiendo el motivo. Si fue por soberbia sepa usted que es un pecado. Si fue por vergüenza a mostrar su inferioridad intelectual, no debe preocuparse, ya leí en su presentación que es usted una persona sin conocimientos profundos y aún así leí con interés su blog, de modo que puede ver que soy una persona humilde. Según veo no tiene muchos seguidores ni comentarios y es lógico si usted borra los comentarios, pocas personas tienen mi serenidad y vuelven a escribir después de semejante desagravio. Le aconsejo reflexione sobre su actitud.

    • blancaita dijo:

      Disculpe que no le respondí antes con la anticipación que usted deseaba. De verdad y de corazón mis disculpas que la he tenido esperando. No era esa mi intensión. No logro ver los comentarios al momento ni contestarlos.
      Pero al ver este 2do comentario vi su urgencia de respuesta y creo que mal interpreto pensando que le había borrado su comentario.
      Por eso mismo, antes de empecinarse con mi respuesta, hubiera hecho lo que ya hizo…“Mi inferioridad intelectual” no me ofende y como usted dice y está claro que este blog es de una persona “X” que simplemente cuenta lo bueno y malo que le ha pasado en su vida.
      No me preocupa que tenga 100 o 1000 seguidores, pues no es ese el objetivo de este blog. Los Testimonios edifican y si UNA persona desea que se ore por ella, por sus intensiones, es más que suficiente.
      El aborto ha pasado por muchos seres cercanos a mi, no es un tema agradable de discutir pero veo las consecuencias en sus vidas y no me gusta que se promueve como quitar una gripe, eso es todo.
      Bendiciones,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s