Donde está tu tesoro, allí está tu corazón

3662_notavida_180710

Mateo 6, 19-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No acumulen ustedes tesoros en la tierra, donde la polilla y el moho los destruyen, donde los ladrones perforan las paredes y se los roban. Más bien acumulen tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el moho los destruyen, ni hay ladrones que perforen las paredes y se los roben; porque donde está tu tesoro, ahí también está tu corazón.
Tus ojos son la luz de tu cuerpo; de manera que, si tus ojos están sanos, todo tu cuerpo tendrá luz. Pero si tus ojos están enfermos, todo tu cuerpo tendrá oscuridad. Y si lo que en ti debería ser luz, no es más que oscuridad, ¡qué negra no será tu propia oscuridad!”.

El evangelio del domingo pasado me conmovió mucho.

Es algo que cualquier Cristiano ya ha escuchado antes, pero como se nos olvida re ordenar nuestras prioridades.

Me encantó escuchar la homilía cuando el padre nos dirige a atesorar lo que vale y no lo material. Lo sabemos, pero no lo aplicamos. ¿Por qué nos cuesta tanto? Es simple, sencillo y lo más remunerable en todo sentido; pero luchamos más por lo material, lo que no nos edifica como seres humanos, lo que nos saca lo más bajo del instinto humano.

Saber que Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo es y debe de ser siempre nuestro centro de vida y lo demás girar alrededor de ellos. Cuando uno pone a Dios en el centro de nuestra vida, TODO es más fácil, aún los momentos más difíciles porque la carga la lleva Él y te guía (es un sufrimiento compartido) y no hay nada más lindo que alguien te acompañe siempre en tus penas (alguien que te entenderá SIEMPRE y no te abandonará nunca si tu no lo alejas de tu vida).

tesoro06

A partir de esto, tu tesoro debe de ser el objetivo de tu vida porque allí estará siempre tu corazón y si lo descarrilas a lo material; tu vida comienza a decaer, en todo sentido pues te desenfocas y te confundes en el camino a seguir. Tu corazón manipula tus sentimientos, la avaricia y demás pecados capitales llenan tu corazón de basura que después no le permite ofrecer espacio a lo que de verdad vale la pena: tu familia, salud, caridad, amor, el prójimo, trabajo, amigos, naturaleza, etc.

Hay muchos tesoros bellos en el mundo con los que uno puede enfocar la vista y tratar de obtener, pues éste es el tipo de tesoro que te podrás llevar al cielo y dejar un valor importante a tus seres queridos.

EL tesoro material, lo pierdes o te lo roban y lo puedes volver hacer cuantas veces quieras (depende de tu actitud), pero jamás te lo llevaras al cielo, jamás dirá que fuiste una buena persona si no lo compartiste, si por hacer ese tesoro te olvidaste de lo más importante: amar, tiempo para amar a tus seres queridos y a tu prójimo.

Así como lo entendí yo, lo comparto. Me parece un excelente recordatorio para todos nosotros y preguntarnos ¿Dónde está mi tesoro?, ¿Dónde está mi corazón?

Anuncios

Acerca de blancaita

No soy teóloga, no soy catequista, ni religiosa, solo soy una persona común y corriente que AMA a Dios y agradece todos los milagros que ha hecho en mi vida. Quiero compartirlos para ser testimonio en vida de su amor, protección y misericordia divina hacia sus hijos. Voy de la Mano de Jesús y su Santa Madre María quien es mi intercesora número uno. Soy Católica, Apostólica y Romana. Alabo a Dios y los invito a caminar junto a Él para que este mundo sea mejor y la cruz no sea tan pesada.
Galería | Esta entrada fue publicada en Mensajes católicos, Mensajes positivos & Católicos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s