Pentécostes…La venida del Espíritu Santo

pentecostes2011

La palabra Pentecostés viene del griego y significa el día quincuagésimo.

Los cincuenta días pascuales y las fiestas de la Ascensión y Pentecostés, forman una unidad. No son fiestas aisladas de acontecimientos ocurridos en el tiempo, son parte de un solo y único misterio.

“Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar.
De pronto vino del cielo un ruido, como el de una violenta ráfaga de viento, que llenó toda la casa donde estaban.
Se les aparecieron unas lenguas como de fuego, las que, separándose, se fueron posando sobre cada uno de ellos; y quedaron llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar idiomas distintos, en los cuales el Espíritu les concedía expresarse”

(Hch 2, 1-4)
.

Éste fue el magno evento que celebró la iglesia Católica el pasado domingo 19 de mayo.

¿Por qué es tan importante? Porqué fue en ese preciso momento que Jesús se pronunció a sus discípulos cómo se los había prometido antes de su Ascensión a los cielos.

Con la fuerza y el poder del Espíritu Santo es la única manera en que los Apóstoles pudieron salir al mundo y compartir la buena nueva. Ese Espíritu Santo que reposo sobre ellos y sobre la Santísima Virgen María, es el mismo al que recibimos en nuestro bautizo; pero es ahí mismo donde lo dejamos reposar sin volverlo a convocar para que nos guíe, nos proteja, nos consuele, nos aconseje.

¿Quién es El Espíritu Santo? Muchas veces hemos escuchado hablar de Él; muchas veces quizá también lo hemos mencionado y lo hemos invocado. Piensa cuántas veces has sentido su acción sobre ti: cuando sin saber cómo, soportas y superas una situación, una relación personal difícil y sales adelante, te reconcilias, toleras, aceptas, perdonas, amas y hasta haces algo por el otro…. Esa fuerza interior que no sabes de dónde sale, es nada menos que la acción del Espíritu Santo que, desde tu bautismo, habita dentro de ti.
El Espíritu Santo ha actuado durante toda la historia del hombre. En la Biblia se menciona desde el principio, aunque de manera velada. Y es Jesús quien lo presenta oficialmente:

“SI ustedes me aman, guardarán mis mandamientos, y yo rogaré al Padre y les dará otro Defensor que permanecerá siempre con ustedes. Este es el Espíritu de Verdad…. En adelante el Espíritu Santo Defensor, que el Padre les enviará en mi nombre, les va a enseñar todas las cosas y les va a recordar todas mis palabras. … En verdad, les conviene que yo me vaya, porque si no me voy, el Defensor no vendrá a ustedes. Pero si me voy se lo mandaré. Cuando él venga, rebatirá las mentiras del mundo…. Tengo muchas cosas más que decirles, pero ustedes no pueden entenderlas ahora. Pero cuando Él venga, el Espíritu de la Verdad, los introducirá en la verdad total”.

Estos son fragmentos del Evangelio de San Juan, capítulos 14, 15 y 16. Si quieres saber más sobre las últimas promesas y más profundas revelaciones de Jesús, lee con atención y mucha fe, esta parte del evangelio.
Desde que éramos niños, en el catecismo aprendimos que “el Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad”. Es esta la más profunda de las verdades de fe: habiendo un solo Dios, existen en Él tres personas distintas, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Verdad que Jesús nos ha revelado en su Evangelio.
El Espíritu Santo coopera con el Padre y el Hijo desde el comienzo de la historia hasta su consumación, pero es en los últimos tiempos, inaugurados con la Encarnación, cuando el Espíritu se revela y nos es dado, cuando es reconocido y acogido como persona. Jesús nos lo presenta y se refiere a Él no como una potencia impersonal, sino como una Persona diferente, con un obrar propio y un carácter personal .

Los símbolos del Espíritu Santo
Al Espíritu Santo se le representa de diferentes formas:

  • El Agua: El simbolismo del agua es significativo de la acción del Espíritu Santo en el Bautismo, ya que el agua se convierte en el signo sacramental del nuevo nacimiento.
  • La Unción: Simboliza la fuerza. La unción con el óleo es sinónima del Espíritu Santo. En el sacramento de la Confirmación se unge al confirmado para prepararlo a ser testigo de Cristo.
  • El Fuego: Simboliza la energía transformadora de los actos del Espíritu.
  • La Nube y la Luz: Símbolos inseparables en las manifestaciones del Espíritu Santo. Así desciende sobre la Virgen María para “cubrirla con su sombra”. En el Monte Tabor, en la Transfiguración, el día de la Ascensión; aparece una sombra y una nube.
  • El Sello: Es un símbolo cercano al de la unción. Indica el carácter indeleble de la unción del Espíritu en los sacramentos y hablan de la consagración del cristiano.
  • La Mano: Mediante la imposición de manos los Apóstoles y ahora los Obispos, trasmiten el “don del Espíritu”.
  • La Paloma: En el Bautismo de Jesús, el Espíritu Santo aparece en forma de paloma y se posa sobre Él.

Para que el cristiano pueda luchar, el Espíritu Santo le regala sus siete dones, que son disposiciones permanentes que hacen al hombre dócil para seguir los impulsos del Espíritu, estos dones son:

 ð Sabiduría: nos comunica el gusto por las cosas de Dios.

 ð Ciencia: nos enseña a darle a las cosas terrenas su verdadero valor.

ð Consejo: nos ayuda a resolver con criterios cristianos los conflictos de la vida.

ð Piedad: nos enseña a relacionarnos con Dios como nuestro Padre y con nuestros hermanos.

ð Temor de Dios: nos impulsa a apartarnos de cualquier cosa que pueda ofender a Dios.

ð Entendimiento: nos da un conocimiento más profundo de las verdades de la fe.

ð Fortaleza: despierta en nosotros la audacia que nos impulsa al apostolado y nos ayuda a superar el miedo de defender los derechos de Dios y de los demás.

Ahora, ves ¿Por qué es tan importante el Espíritu Santo en tu vida? No lo olvides, tiene que estar y permanecer viva la llama de su amor en tu corazón y alma.

Anuncios

Acerca de blancaita

No soy teóloga, no soy catequista, ni religiosa, solo soy una persona común y corriente que AMA a Dios y agradece todos los milagros que ha hecho en mi vida. Quiero compartirlos para ser testimonio en vida de su amor, protección y misericordia divina hacia sus hijos. Voy de la Mano de Jesús y su Santa Madre María quien es mi intercesora número uno. Soy Católica, Apostólica y Romana. Alabo a Dios y los invito a caminar junto a Él para que este mundo sea mejor y la cruz no sea tan pesada.
Galería | Esta entrada fue publicada en Mensajes católicos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pentécostes…La venida del Espíritu Santo

  1. Marilyn dijo:

    Hola hermana! muy lindo tu blog! siempre me gusta entrar a leer!! te invito a visitar mi blog, puesto q escribi sobre mi experiencia en la Vigilia de Pentecostés en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires!! Cuentas con mis oraciones, cuento con las tuyas!! Ahhh!!! te quiero decir q gracias a Dios salí d ese estado depresivo q tuve el año pasado… recuerdas q te habia pedido oracion?? y q te dije q seguramente luego iba a dar testimonio d sanacón, pues ha llegado el momento!! Gracias a Dios estoy bien de animo y se me fue ese mal momento. Gracias por tu oracion! Fue muy importante para mi en verdad, ahora sigo mi vida feliz sirviendo al Señor en lo q pueda, con alegria y amor. Un abrazo en Cristo Jesus. Bendiciones!!

    • blancaita dijo:

      Que buena noticia Marilyn, con el Señor todo es posible. Siempre estarás en mis oraciones. Sigue con tu blog porque es alimento espiritual para los jóvenes que tanto lo necesitan y tu inspiración es preciosa. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s