Una gran lección… de parte de mi hijo.

Estamos en cuaresma y… ¿cuántos de nosotros estamos haciendo algo por el Señor?

Si, ¿algo?… mi hijo de 10 años me dijo el propio miércoles de ceniza: “Mami, tengo que hacer un sacrificio por Jesús, ¿qué tengo que hacer?”. y me pregunto sobre el ayuno. Yo le comenté que por ser un niño no tenía que hacer un ayuno literalmente pero si quería podía hacer un “sacrificio”quitándose algo que le guste por los cuarenta días y entregárselo al Señor.

Lo pensó y escogió tres diferentes “sacrificios” que para él son importantes; yo como madre, le volví a insistir que no era “necesario” que él lo hiciera… pero al ver su insistencia caí en cuenta que está en todo su derecho, con toda la disposición y atención de lo importante que es agradar a Dios, de dar gracias a su modo y que valora lo que Jesús vino hacer por nosotros. Sinceramente, me encantó ver a mi hijo hacer algo por nuestro Señor.

Ahora… ¿qué he hecho yo?, es más, mi hijo me pregunto hoy: “Mami, que estás haciendo tú como sacrificio para el Señor?” … ( y sonaron los grillos) ¡Que vergüenza!, no le iba a mentir… y le dije: “Mi amor, no estoy haciendo nada” y me preguntó: “¿Por qué?” y simple y sencillamente le conteste: “No me detuve a pensar en que podía agradar al Señor ahora que me necesita más que nunca”. Pero él bien lindo me hizo meditar… que sí, tengo que hacer algo, Dios se sigue manifestando increíblemente en mi vida y yo no doy ¡Gracias! no le ayudo ha que su cruz no sea tan pesada.

Si esto te pasa a tí también, es momento para hacer un alto en el camino y meditar, piensa ¿Qué estás haciendo tú por Jesús? núnca es tarde para dar un paso hacia adelante, él nos quiere a su lado, ¿Por qué negarlo?, ¿Por qué restarnos bendicione?

Sobre la frase cuaresma está enmarcado todo lo que puedes hacer en estos días, una o todas, pero hazlas de corazón: Gracia, escuchar la palabra, discipulado, camino a la pascua, abstinencia, caridad, limosna, penitencia, oración y ayuno.

Ora y ora con todo tu corazón para que el Espíritu Santo te guíe y sepas por donde caminar para ir de la mano de Jesús, para llevar con él su cruz, para acompañarlo en este momento tan glorioso.

Anuncios

Acerca de blancaita

No soy teóloga, no soy catequista, ni religiosa, solo soy una persona común y corriente que AMA a Dios y agradece todos los milagros que ha hecho en mi vida. Quiero compartirlos para ser testimonio en vida de su amor, protección y misericordia divina hacia sus hijos. Voy de la Mano de Jesús y su Santa Madre María quien es mi intercesora número uno. Soy Católica, Apostólica y Romana. Alabo a Dios y los invito a caminar junto a Él para que este mundo sea mejor y la cruz no sea tan pesada.
Galería | Esta entrada fue publicada en Mensajes católicos, Semana Santa y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una gran lección… de parte de mi hijo.

  1. Pingback: Una buena oración de sanación para Cuaresma | Caminando con Jesús de la mano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s